Cartas al Director
0

Carta abierta al Partido Popular de Villaviciosa de Odón

 

Luis García Fernández

Luis García Fernández

En noviembre de 2018, a través de una persona amiga, me presentaron a Pilar Martínez como presidenta del PP local, la conocía de Villaviciosa desde siempre, pero nunca a nivel político. Me propuso formar parte de la candidatura del partido Popular para las elecciones locales de mayo de 2019, mi primer comentario fue decir que no estaba afiliado al PP, pero ella me tranquilizó diciendo que no importaba. Estudié el planteamiento, leí y escuché detenidamente sus propuestas para Villaviciosa, me agradó el proyecto, por lo que decidí contestar lo antes posible.

Por diversos motivos personales, que no vienen al caso y con dolor de corazón, no pude aceptar la propuesta. Comuniqué mi decisión 2 semanas después a Pilar, y agradecí su confianza por haberse fijado en mi persona para algo tan importante como es Villaviciosa de Odón.

Aun así, me propuso formar parte de las listas en la parte de atrás, en las que nunca sales elegido, en agradecimiento, acepté y me incorporé a la precampaña y campaña electoral como número 19 de la lista local.

Durante ese tiempo, me acerqué a la sede local del Partido Popular, conocí a mucha gente más de cerca, pues casi todos son conocidos y amigos desde siempre. Empecé a conocer el funcionamiento y trabajo de un gran partido a nivel local, a conocer a personas, implicadas y activas en el proyecto. Me gustaba el ambiente, me impliqué también.

Llegaron las elecciones locales y me involucré en hacer campaña, en dedicar mi tiempo personal al partido, mi coche se utilizó para trasportar publicidad y pancartas, me signifiqué ante la sociedad local como integrante de este grupo, defendí su programa, y tuve algunos “enganchones” en redes sociales con algunas personas por defender el ideario de este partido. Participé en los recuentos de las elecciones (locales y nacionales) como interventor hasta altas horas de la madrugada. Pero todo me parecía bien, y asumí mi compromiso, a pesar de las dificultades que rondaban esas elecciones locales para este partido: Vox apretando mucho y con deslealtades rozando la ilegalidad en panfletos; el nuevo partido de Joaquín Navarro, amenazando la pérdida de votos, pues contaba en su campaña con personas desencantadas que habían pertenecido a este partido hasta hace muy poco, y que se volcaron en conseguir aupar a su candidato hasta la concejalía. Ciudadanos, con sus siglas, también amenazaba con restar votos, a pesar de ser una candidatura casi desconocida. Eran momentos complicados e inciertos, pero nos hizo más fuertes.

Se ganaron las elecciones, lo que sucedió después en el ayuntamiento todos lo conocemos, y se pasó a la oposición. Me nombraron miembro del comité ejecutivo, y asistí como uno más a las reuniones mensuales de dicho comité con voz y voto. Seguí aprendiendo y observando algunas discrepancias, que posteriormente fueron grandes filtraciones, hasta desembocar en la situación de la intervención de la regional del partido, y la disolución del comité ejecutivo.

No voy a analizar la intervención, ni a la persona que se puso al frente de la gestora, aunque seguramente habría mucho que comentar, pero si quiero remarcar, y es aquí donde me duele personalmente, que desde ese día de finales de julio, hasta hoy, NADIE de la nueva dirección, NADIE de los “compañeros y amigos” del Partido Popular local se han dirigido a mi persona para contar conmigo, o al menos, decirme o comentarme algo de la nueva situación. Esto me produce honda tristeza, y me da por sacar algunas conclusiones.

En las grandes maquinarias de los partidos nacionales, no solo este, no importa al 100% el proyecto local, lo que a nivel personal o individual se pueda aportar y sumar a tu municipio, solo importa el amor y la complacencia a las siglas, al partido. Además de comprobar que quien no está afiliado, quien no posee este carnet que otorga el “pedigrí”, no puede pertenecer de pleno derecho a este grupo, a este partido.

Bueno, sí, se han dirigido a mí. El viernes 9 de octubre recibí un whatsapp del nuevo secretario general, para decirme que me cesaban en mi labor de asesor del Consejo Sectorial del Medio Ambiente del ayuntamiento de Villaviciosa de Odón, en representación del PP. ¡Que elegancia!

Por todas estas cuestiones, tengo la necesidad y obligación de aplicar aquella máxima de “uno no debe estar donde no se le quiere”, por lo que con meditada tristeza, doy un paso un lado.

No se me pasa por la cabeza hablar mal de nadie, pues hay mucha más gente buena y válida, que lo contrario, pero me consta que ha regresado (con el afán de aunar, a costa de todo, lo más posible el partido) cierto olor a rancio, a pasado pesaroso, a minorías poderosas, a poner alfombras rojas a traidores recientes…. Sólo anhelo que si hay alguna manzana podrida, no contamine el cesto.

Por mi parte, deseo os vaya lo mejor posible en vuestra labor de partido en el Ayuntamiento. Será bueno para vosotros, y lo mejor y principal, para Villaviciosa de Odón.

Un saludo, y hasta siempre. 

 

 

 

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies