Opinión
0

Cifuentes

juliancalvoEsta mujer nunca ha sido santo de mi devoción, aunque solo fuere porque defendía abiertamente el aborto. Que dicho sea de paso y a mi modo de ver, es la muerte violenta de un ser inocente por puro egoísmo. Y precisamente tampoco me entusiasmaba su escaso sentido de la humildad.

 Sin embargo veo rastrero eso de hacer leña del árbol caído y machacarla hasta que ya no pueda salir ni al tendedero de su casa.

 El sensacionalismo habla de un “robo” – ¡ Tóma ya!, ¡como el del tren de Glasgow! – cuando al no mediar violencia, es un simple hurto que finalmente fue reparado con su pago. Sí, un hurto como el de tanto guindón y ramplón anónimo que ahora se rasgan las vestiduras y elevan esto a la categoría de crimen imperdonable. Y no digo de lo que se habla en la calle, hablo de medios de prensa “serios” flipados de vulgaridad.

 Creo que todo medio, y por descontado todo representante político debe de velar por la paz social, y ejercer más la objetividad y la humanidad que cosechar esos réditos de medro que les permite trepar a la gloria del poder. Y lo digo por los unos y por los otros.

 Pero en el caso que aquí se trae, los del hacha haciendo astillas de Cifuentes, no son precisamente almas benditas, de hecho en sus filas hay afiliados y simpatizantes con vergonzosas causas penales pendientes e incluso elogian desde su cúpula a figuras del corte de Otegui, sujeto de conocido historial terrorista. Hasta los hay que no es que hayan distraído alguna cosilla en el súper, sino que ni cortos ni perezosos con hordas chuscamente adoctrinadas a sus espaldas, han asaltado supermercados enteros usando la violencia al más puro estilo marxista de hace dos siglos. Es el caso del diputado Cañamero que creyéndose Emiliano Zapata y por las bravas aplica la justicia social venezolana y luego tiene el morro de declararse “insumiso judicial”.

 La mentirijilla del master y la sisa en el Eroski, una broma, comparado con las andanzas de Chaves y Griñán en Andalucía, pero es más rentable poner a  Cifuentes en la picota –claro-

 Como vemos, se hacen cosas mucho peores y reprobables que las bajezas de la expresidenta madrileña… En el mismísimo foro que representa la soberanía nacional y la dignidad política del país, se viene abusando de conductas fuera de tono, pretendiendo alguna de sus señorías convertir el hemiciclo parlamentario en un circo o en una taberna de mala nota, para que en la calle veamos claro que se puede faltar al respeto a lo más simbólico y digno de nuestro sistema democrático, a ver si nos animamos a secundarles y se monta el follón con el que sueña todo antisistema.

En fin que guindar un par de cremas en el súper, y sacarte de la manga una titulación es algo impropio de un representante público de cualquier calibre, pero que hay cosas mucho peores también es verdad, solo que si no sirve para hacer daño al partido más votado, no interesa tanto exagerar sus efectos en el acoso y derribo mediático.

Como diría Forges: “¡País!”

jcalvom@hotmail.es

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: Julian Calvo