Editorial
0

“Demasiado ruido y pocas…”

Denuncias, querellas… lo que no han conseguido con la política municipal lo están intentando con la justicia algunos partidos de la oposición. 

Uno de los principales actores es el concejal de VOX Ernesto Serigós, que recordaremos ha sido denunciado públicamente en varias ocasiones por el alcalde Jover por la contratación irregular de trabajadores vecinos del municipio.

La política en general no vive sus mejores momentos. Los continuos casos de corrupción, magníficamente ampliados cuando afectan al PP, y siniestramente amortiguados cuando afectan a otras formaciones políticas sobre todo de la izquierda como PSOE y Podemos, están lastrando gravemente la percepción que tenemos los ciudadanos de la política y los políticos.

Actitudes como las que estamos viviendo en Villaviciosa de Odón durante los últimos meses de denuncias de VOX y Se Puede, en un intento de judicializar la vida política en temas que aunque hagan mucho ruido mediático no tendrán la menor relevancia judicial (eso creemos), no ayuda a mejorar esa percepción que tenemos los ciudadanos de la política y los políticos.

La labor de acoso y derribo contra un alcalde que en mayo de 2019 dejará de serlo es un esfuerzo inútil.

Son muchos los problemas que aquejan a nuestro municipio, pero nadie parece dispuesto a ponerles solución.

Que nuestra administración no funciona como debiera es un hecho irrefutable desde hace muchísimos años. Que tenemos funcionarios que paralizan la gestión municipal, alguno incluso obligando a los administrados a aceptar sus gustos personales bajo riesgo de que su expediente no salga, es un secreto a voces. ¿Cuántas subvenciones hemos perdido y de importes muy cuantiosos porque ni siquiera se han solicitado? ¿Cuantos contratos vencen sin que se haya procedido en tiempo y forma a su renovación? ¿Cuantas inversiones se paralizan durante meses o años porque no salen los pliegos aún estando disponible el dinero?…

Esos son los temas que deberían estar preocupando de forma grave a equipo de gobierno y oposición, pero los unos y los otros se limitan al día a día, sacando los unos lo justo para que no se paralice totalmente nuestro Ayuntamiento, y los otros presentando mociones que no se van a llevar a cabo por incapacidad de nuestra administración, de cara a justificarse ante sus votantes.

Y mientras tanto gastando tiempo y dinero en querellas que se entienden como vendettas personales y ajustes de cuentas, pero que a los vecinos no nos reportan ningún beneficio.

Sólo quedan unos meses para que unas nuevas elecciones municipales puedan servir para poner un poco de esperanza en el futuro, y que lleguen personas que identifiquen claramente y desde el primer día los problemas que tenemos y busquen de forma urgente la solución.

Roberto Alonso Santamaría

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: CO