Editorial
0

¿Es Ético?

¿Sería ético que El Partido Popular constituyese una cooperativa de viviendas sociales para poder presentarse a la adjudicación de suelo público municipal que próximamente saldrá al mercado y del que se desconoce totalmente cuales serán las condiciones? Estoy convencido de que si el PP hubiese hecho lo que han hecho ellos, los señores de la izquierda extrema hubiesen montado hasta manifestaciones, les habrían acusado como poco de clientelismo y con razón.

¿Qué pinta un partido político como Se Puede (Podemos) montando cooperativas? ¿Es en verdad esta su función? ¿Resulta ético que los mismos que tienen que tomar decisiones en el ámbito del Ayuntamiento sobre las viviendas sociales sean también posible parte beneficiaria de estas viviendas ya sea política o económicamente o las dos? ¿Que les pasa a estas personas que no son capaces de entender que no se debe ser juez y parte y que no sólo se debe ser honrado sino parecerlo, máxime en política?

Resulta cuanto menos chocante la postura podemita respecto a la constitución de su propia cooperativa, que en el fondo no es más que la privatización de este servicio, y sin embargo pretenda la remunicipalización de los servicios municipales externalizados. 

Villaviciosa de Odón tiene una importante experiencia en el tema de populismo camaleónico en materia de viviendas sociales cuando, en nombre del derecho a una vivienda para todos, cierto constructor sin escrúpulos intentó que se le recalificara suelo rústico para la construcción de tres mil viviendas. Para ello no dudo en invertir en política, apoyando un partido independiente que le siguiera el juego. Hasta llegaron a montar una oficina para que los vecinos se registraran y de esa forma presionar al Ayuntamiento. ¿Se acuerdan ustedes de Horpavisa y Francisco Hernando Contreras, conocido popularmente como el pocero?

El tema de la vivienda es uno de los más sensibles, ya que implica decisiones que afectarán a la vida de casi todas las personas.

Es cierto que en Villaviciosa de Odón el tema de la vivienda en general, y por tanto de la protección pública, nunca ha sido una prioridad de las distintas corporaciones municipales en los más de cuarenta años que llevo en Villaviciosa de Odón. También es cierto que esa ausencia de planificación en el tema de vivienda ha supuesto que una gran parte de la juventud villaodonense haya tenido que buscar otros municipios donde establecer sus familias y vidas.

Hoy Villaviciosa de Odón tiene la oportunidad de crear una solución para el presente y el futuro de próximas generaciones de villaodonenses en el tema de vivienda. Tenemos que tener en cuenta que tarde o temprano el suelo se agotará y es nuestro deber, obligación y responsabilidad pensar en todos, presentes y futuros demandantes de vivienda social.

Debemos intentar que Villaviciosa siga manteniendo sus señas de identidad defendiendo lo que es de todos, en beneficio de aquellos que necesiten la solidaridad de los demás, presente y futura.

No hagamos un negocio para unos pocos de lo que es una necesidad vital para muchos.

Roberto Alonso Santamaría

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: admin