Actualidad
0

Hablamos con: César Giraldo y Ernesto Chicharro

Agentes Forestales de la demarcación de Villaviciosa de Odón

 

f303_agentes_4

Vigilancia de Montes (Sacedón y Bacares, extensión aproximada 2.000 hectáreas)

 

Este número especial, mes en el que celebramos nuestras fiestas, Círculo de Opinión quiere dedicar un reportaje a unos vecinos que llevan muchos años con nosotros defendiendo nuestro patrimonio natural desde su sede en lo que fueran algunas de las instalaciones de los Capataces Forestales. Nos referimos al cuerpo de Agentes Forestales.

Para ello pasamos la mañana del 24 de agosto en compañía de dos de estos Agentes, César Giraldo (geógrafo) y Ernesto Chicharro (biólogo), que respondieron a nuestras preguntas sobre su trabajo y nos llevaron a dar una vuelta por algunas de las zonas protegidas de los montes de Villaviciosa de Odón. En el transcurso de la mañana nos acompaño nuestro fotógrafo de cabecera Jorge Alonso Barrio que grabó imágenes para la edición de un video que será editado próximamente.

César Giraldo

César Giraldo

Ernesto Chicharro

Ernesto Chicharro

El origen de los Agentes Forestales data de 1877, cuerpo que se creó con la función de auxiliar al Cuerpo de Ingenieros de Montes, que como es sabido fue fundado por D. Bernardo de la Torre y Rojas en 1846 en Villaviciosa de Odón en el Castillo y que dio nacimiento a “El Forestal” como campo de trabajo y formación de este cuerpo especializado de la administración española. 

Su primera denominación en 1877 fue la de Capataces de Cultivo, para en 1907 pasarse a denominar Cuerpo de Guardería Forestal.

En 1941 se crea la Guardería del Patrimonio Forestal del Estado y ya un 1972 aparece la Escala de Guardas Forestales del ICONA.

Con la llegada de la democracia y los estatutos de autonomía en el año 1983 los Guardas Forestales de la Diputación de Madrid y los Guardas del ICONA pasan a depender únicamente de la Comunidad de Madrid con la denominación actual de Agentes Forestales.

En 2002 se regulariza las funciones de este cuerpo uniformado considerado como “Agentes de la Autoridad y Policía Administrativa Especial con la consideración de Policia Judicial Genérica”.

Las principales funciones de los Agentes Forestales son las de policía, custodia y vigilancia para el cumplimiento de la normativa relativa a materia forestal, flora, fauna, caza, pesca, incendios forestales, salvaguarda de ecosistemas, control de aguas continentales, vías pecuarias, espacios naturales protegidos, geomorfología, paisaje, correcto uso de los recursos naturales, patrimonio histórico – artístico – arqueológico en el medio natural, árboles singulares y todo aquello que afecte al medio natural.

Dentro de estas funciones se incluyen las de informar y orientar a los
ciudadanos en el buen uso, disfrute y conservación del medio natural, auxiliar en los supuestos de Protección Civil, incluyendo la ayuda en la extinción de incendios y por último y como cuerpo policial que es, la función de elevar denuncias, actas de inspección y atestados por incumplimiento de la normativa medioambiental.

¿Está prohibido el uso de vehículos a motor por las Vías Pecuarias?

Se tratan de espacios protegidos, sobre todo los de uso deportivo como quads y motos, que resultan muy agresivos con el medio, saliéndose muchas veces de las Vías Pecuarias y van campo a través originando una grave erosión del terreno.

Únicamente está permitido el paso de vehículos a motor para acceder a fincas colindantes y para actividades cinegéticas.

¿Sí que se puede circular por el resto de los caminos?

Se puede circular por el resto de caminos que sean vecinales, siempre teniendo en cuenta el no invadir zonas privadas con nuestros vehículos. Al igual que en las vías pecuarias, tampoco está permitida la libre circulación por las pistas forestales que discurren por los montes públicos.

En Villaviciosa ¿se siguen produciendo vertidos de aguas sin depurar?

Nosotros controlamos los vertidos que se puedan producir. En Villaviciosa, a proiri, no se producen vertidos. Lo que si detectamos es vertidos ilegales de escombros. Queremos animar a los vecinos que si presencian alguno de estos vertidos, lazos de caza, un animal protegido herido o muerto, que no duden en contactar con nosotros. Disponemos de un teléfono gratuito (900 18 16 28) que atendemos al momento. 

El tema de vertidos líquidos de actividades industriales lo lleva un cuerpo especial de agentes medioambientales que dependen de la Consejería de Medio Ambiente. Si este vertido llegase a un cauce entonces si que intervendríamos nosotros.

En Villaviciosa de Odón existe una gran población canina. En el casco urbano estamos obligados los propietarios a llevar a los animales atados. En el campo ¿podemos soltar a nuestros perros para que puedan correr?

La legislación nos dice que el perro debe estar bajo control, no necesariamente atado. El perro debe obedecer al propietario y permanecer cerca y controlado es decir, que no se separe más de 25 metros y siempre permaneciendo en la visual. Jamás se puede entrar en un coto de caza o en una finca privada. Caminos vecinales, vías pecuarias y montes públicos son aptos para que nuestras mascotas puedan disfrutar de unas buenas carreras, siempre que el Ayuntamiento no tenga ninguna ordenanza que lo prohiba. Nosotros no intervenimos si no observamos ninguna incidencia. Es muy importante recordar que el perro no puede cazar o espantar la caza, es decir, perseguir conejos, liebres, perdices o cualquier otro  animal. De todas formas nosotros estamos en contacto con la policía local y con la protectora que actúa en el término municipal.

Villaviciosa de Odón es un municipio con mucha afición a las setas, y cuando llega la temporada se ve a muchas personas recolectándolas ¿Somos respetuosos con el ecosistema?

Aquí en Villaviciosa sí, ya que no hay una producción masiva. Lo que si recomendamos es que no se utilicen bolsas de plástico, es aconsejable que se utilicen cestas de mimbre que permitan que las esporas de las setas vuelvan al campo. La mayor parte del territorio en Villaviciosa de Odón es privado y hay muchas fincas que no están valladas y a los propietarios no les importa que se recolecten las setas, pero hay otros que no lo permiten, por lo que si nos indican que esa tierra en la que estamos es privada deberemos abandonarla siendo siempre respetuosos.

En Villaviciosa de Odón no hay un comercio establecido, sólo es para consumo personal y en general los seteros son respetuosos.

¿Cuál es la parte más gratificante de su trabajo?

La parte más gratificante es el contacto con las personas y la naturaleza, tanto animales como las plantas. Este contacto produce una gran satisfacción además ayudamos a proteger  nuestro entorno.

¿Y la menos?

Las situaciones de riesgo a las que nos enfrentamos cuando tenemos que intervenir de forma punitiva, al fin y al cabo somos policías, sólo que sin armas ni ningún tipo de defensa.

¿Los ciudadanos respetamos ahora más nuestro entorno natural?

La mejora es lenta, pero creemos que la mayor parte de la gente empieza a tener más conciencia de que el entorno natural es de todos. Por ejemplo, en el tema de incendios, después de la tragedia de Guadalajara, la gente está mucho más concienciada. Es mucho más agradable vivir en un entorno bien conservado que en uno degradado. También se está notando la educación ambiental en los centros educativos, en las empresas…

Este es el camino a seguir, educación ambiental para las nuevas generaciones, que conozcan y quieran la naturaleza, haciendo un mundo más sostenible.

Villaviciosa es un municipio muy extenso y con una gran parte de espacio protegido, lo que implica una gran biodiversidad. ¿Qué nos pueden contar a este respecto?

Villaviciosa de Odón es el municipio que más territorio aporta al Parque del Guadarrama, más de 4.000 hectáreas en el Parque Regional del curso medio del río Guadarrama, más de un 20% del total y tenemos varias especies catalogadas en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el milano real, la nutria, el galápago europeo. También tenemos especies vegetales muy importantes para el ecosistema como alcornoques, sabinas y dehesas de encina. Villaviciosa de Odón tiene una gran biodiversidad que el ciudadano debería conocer y ayudar a conservar.

También tenemos especies exóticas invasoras que hay que combatir, por lo que se está prestando especial atención en localizar los hábitats donde se localizan como por ejemplo el galápago de Florida, el visón americano, el mapache, cotorras argentinas. Estas especies destruyen el equilibrio de nuestro ecosistema.

¿Cómo andamos de jabalíes en Villaviciosa?

Hay mucho, es una especie cinegética y es cazable. En grandes fincas como Sacedón y Bacares muchos años se realizan cacerías.  A veces llegan a invadir el entorno urbano, para que esto no ocurra es importante que la gente no les den comida.

El jabalí no tiene más enemigo que el hombre y es una especie que se reproduce sin problemas, por lo que es necesario controlar la población para evitar destrozos en el ecosistema.

Supuestamente los cazadores deberían ser vuestros principales colaboradores, ya que estáis velando indirectamente por sus intereses. ¿Existe esa colaboración?

En términos generales si. En los cotos generalmente las normas se cumplen bien. Existe un respeto entre los cazadores y el resto de usuarios del campo. 

El furtiveo está muy perseguido, también hemos tenido problemas con los galgeros.

Río Guadarrama a su paso por Villaviciosa

Río Guadarrama a su paso por Villaviciosa

¿Cómo definiríais la calidad de las aguas del Guadarrama?

Ha mejorado muchísimo en los últimos años, aunque todavía queda trabajo por hacer hasta recuperar unas aguas limpias y cristalinas.

¿Os gustaría añadir algo más?

El terreno forestal como del que dispone Villaviciosa de Odón es predominantemente encinar sobre base de arena que es el bosque mediterráneo más rico, pero con la llegada del verano y la falta de agua el riesgo de incendio se dispara. Es necesaria la implicación de los ciudadanos para minimizar estos riesgos, no debemos hacer fuego, no se pueden utilizar hornillos ni ninguna fuente de calor. Debemos prestar especial atención en las labores de mantenimiento del campo. Cualquier intervención de maquinaria debe contar con la preceptiva autorización de la Comunidad de Madrid (soldadura, radiales, desbrozadoras…). Lo mejor es evitar estas fechas de máximo riesgo.

Los propios vehículos con el calor del motor pueden provocar un incendio. Debemos procurar no aparcar sobre pastos, hierbas o maleza. Hasta las cosechadoras pueden provocar un incendio, por lo que están sometidas a medidas especiales de vigilancia.

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: CO