Editorial
0

La conjura de los necios

 

Recuerdo con especial cariño los buenos momentos que pasé leyendo y releyendo este libro del norteamericano John Kennedy Toole, una novela ganadora del Premio Pulitzer de ficción en 1981

 

Ahora vamos a lo que nos interesa. ¿Alguien en su sano juicio puede entender que entre el PP y VOX hayan sacado 12 concejales y casi el 50% de todos los votos, y esté gobernando una coalición de socialistas, Ciudadanos, y un concejal desleal, gracias al apoyo de VOX y un concejal de la extrema izquierda populista? 

¿Alguien en su sano juicio puede entender que mientras los dirigentes de Ciudadanos tratan de apestados a los dirigentes de VOX, en Villaviciosa María Ruiz les proporcione el gobierno municipal y no se solidarice con el resto de sus compañeros de toda España? 

Esta surrealista situación ha sido provocada por Miguel Ángel Prieto, por puro interés personal. Esta pareja que tira la piedra y esconde la mano, se ha propuesto medrar en política intentando acabar con el PP sin propuestas de gobierno, sin modelo de ciudad y lo que es peor, sin importarles los medios empleados.

Han sido denunciados por difamar, injuriar y suplantar personas y partidos.

Algunos de sus seguidores se dedican a rumorear, intimidar y acosar a miembros del PP con el fin de beneficiar esa forma psicótica de hacer política de Miguel Ángel Prieto, verdadero cancer. 

Para intentar argumentar esta opinión, voy a exponer algunos aspectos del PP y VOX que podrían hacer entender a nuestros lectores las grandes diferencias entre el Partido Popular y VOX.

Mientras que el nuevo PP representa la regeneración, eficiencia, receptividad y transparencia, VOX representa un estilo de hacer política que desconocíamos, su irrupción en la política municipal en 2015 proviene de una venganza personal de Miguel Ángel Prieto contra el alcalde José Jover, aprovechándose además de una ideología que nunca la cúpula de Vox Villaviciosa ha explicado, y que proviene de un juramento ante notario en el que se obligaba a los miembros de la candidatura municipal a la asunción como punto prioritario el acoso y derribo de José Jover.

La líder del PP Pilar Martínez se presentó y ganó unas elecciones primarias en junio de 2017 porque su partido estaba desmotivado y perdiendo apoyos, algo que el anterior Alcalde y su equipo de concejales no aceptaron, mientras que a María Ruiz no se la conoce formación política, ni experiencia de gestión, nunca defendió una vocación política y su participación fue casual e impulsada por su propio marido Miguel Ángel Prieto pero no por el compromiso con un proyecto de interés general, ni la defensa de un ideario político. 

El Partido Popular, ya liderado por Pilar Martínez, trabajó durante meses en un proyecto en la calle, escuchando a los villaodonenses y poniendo su experiencia y conocimiento al servicio de un nuevo proyecto urbano y la conformación de una candidatura en la que ninguno de sus miembros estuviera en el anterior equipo de gobierno, en coherencia con la nueva etapa de regeneración y con un programa que ofrece una salida a la parálisis de Villaviciosa, mientras que VOX no tiene ningún proyecto político de valor, salvo su enfermiza oposición al PP.

El PP es un partido ilusionado, fuerte y movilizado y su organización tiene una estructura interna democrática y conforme a unos estatutos y un ideario político homogéneo en toda España, en el que un Comité Ejecutivo somete a consideración los aspectos más relevantes de la actividad del partido y su programa y tiene una sede abierta todo el año para todos los villaodonenses. 

De Vox no se conoce su organización, ni como es elegida su cúpula local, tampoco que ideario o programa municipal defienden los que mandan, pero sabemos que durante los últimos cuatro años han creado un pequeño ejército de personas que acosan en redes sociales y por cualquier otro medio, y han convertido la difamación hacia el Partido Popular y sus dirigentes en su único ideario político. Carece de estructuras de control y fiscalización. A María Ruiz no la ha elegido ninguna asamblea de afiliados ni tiene que dar cuentas a nadie, salvo a su “marido”, al más puro estilo democrático. Por supuesto, no disponen de sede.

Cuando los dirigentes de VOX María Ruiz y Miguel Ángel Prieto argumentan que apoyan un gobierno de izquierdas para acabar con el caciquismo y la continuidad, es evidente que no pretenden defender los intereses de Villaviciosa de Odón sino medrar para alimentar el narcisismo de quien no tiene más pasado que mostrar una actitud acomplejada de sobrevivir. 

Lo que para mi, y otros muchos está claro es que alguien debería hacer reflexionar a los dirgentes de VOX Villa y reconducir esta situación que sólo está trayendo problemas y la paralización otros cuatro años más de Villaviciosa con la consiguiente pérdida de nuestra calidad de vida.

Sólo la conjura de un puñado de necios han podido llevar a Villaviciosa a este callejón con muy difícil salida.

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies