Opinión
0

Lara Álvarez, reina de los bikinis

20noviembre_juliannavarro

Aunque parezca mentira, el gran problema de la bella periodista de “Supervivientes” es encontrar novio

Cuando aparece su sonrisa en los televisores se ilumina la pantalla. En la actualidad es una de las  mujeres más admiradas de España: guapa, escultural, agradable, inteligente, soltera y sin compromiso. Aunque no es oro todo lo que reluce.

- Mi sueño es formar una familia feliz con un marido, unos hijos y el trabajo que hago, que me apasiona. Pero conjugar todo eso es muy difícil. Sé que existe el gran amor de toda una vida porque lo he visto en mi casa. Mis padres viven un amor de película y yo creo en él. Me he criado en ese ambiente y me gustaría lo mismo.

Lara Álvarez González tenía 19 años en 2005 cuando se asomó por primera vez a nuestras casas junto a Nieves Herrero en el programa de Tele Madrid “Hoy por ti”. Desde entonces, la joven periodista ha ido subiendo, con buenas notas, los peldaños de la escalera del tiempo. Por su naturalidad y fotogenia nació para que las cámaras se enamoren de ella. Belleza y profesionalidad van de la mano. Pasó por Marca TV, La Sexta Deportes, carreras de motociclismo en Cuatro, Espejo Público en Antena 3, Campanadas de Fin de Año junto a Carlos Sobera, hasta llegar en 2015 a uno de los espacios de más audiencia: Supervivientes. Y ahí, vestida de manera muy original, en consonancia con las tierras cálidas del Caribe, se ha ido superando cada temporada hasta convertirse en la figura más admirada del programa. La variedad de bikinis, adornados con toda suerte de abalorios, son una atracción. Cuando termine esta edición habrá exhibido en Supervivientes, durante tres temporadas, más de 500, a cual más originales. Nunca repite modelo.

Un equipo para ella 

Los responsables de Tele 5 vieron un filón de oro en Lara Álvarez. Reunía las condiciones perfectas para convertirla en una estrella. Su dicción, la manera de moverse,  la belleza de su rostro, todo serviría para sacarle el mayor partido. Un equipo de seis personas, expertas en diseño e imagen, trabajan en la sombra, cerca de ella. Ana Pajares, estilista y maquilladora, está siempre a su lado. Una sombra de ojos, un color para labios, una mecha de cabello, cualquier detalle, por insignificante que sea, la hará  más bella ante los espectadores. Dolores Cortés, diseñadora, le prepara pareos, collares, pulseras de marfil, colgantes de asta de toro tibetano, gargantillas de cristal. Arantza G. Argüello le diseña pareos, tops, bañadores y bikinis. Elena Estava, complementos varios. Susana Garcillán, brazaletes, collares, pulseras para muñecas y tobillos. Y no faltan las firmas más importantes en lencería, entre ellas Woman Secret, Arena Negra y Nok Collection.

Su equipo de peluquería de Mediaset que la acompaña a Honduras merece un aplauso en opinión de la propia Lara:

- Son amigos y confidentes, tienen una paciencia inmensa conmigo porque soy un desastre para el pelo. A veces usan cuatro o cinco postizos para ponerme “cabeza de león”. 

Su cuerpo fibroso no tiene ni un gramo de grasa. ¿Cuál es el secreto?

- El deporte y la alimentación. Un buen equilibro de vitaminas, proteínas y pocos hidratos de carbono, más agua en abundancia, te mantienen bien. Y el gimnasio, que para una actriz o presentadora debe ser primordial, diario y fuerte. He descubierto hace poco el boxeo y me va de maravilla. Fortalece y liberas agresividad.

f311_jnavarro_2

En esta galería de fotos, Lara Álvarez luce sus originales bikinis y su belleza.

f311_jnavarro_3

f311_jnavarro_4

f311_jnavarro_5

f311_jnavarro_6

Lara y Fernando

Uno de los momentos amargos en la vida íntima de Lara Álvarez sucedió a finales de marzo de 2016, cuando retiró de las redes sociales las fotos que tenía junto a Fernando Alonso. No pudo evitar que se le humedecieran los ojos. Habían sido novios durante 16 meses. Los dos se admiraban, no sólo por el éxito en sus respectivas profesiones, sino también por su manera de ser. Creían que habían hallado el compañero perfecto. Tanto Lara como Fernando van con el corazón por delante, sin trampas ni cartón. Competitivos y sencillos, jamás se les han subido los éxitos a la cabeza. La causa de la ruptura fue un desacuerdo en el modo de convivencia, algo muy frecuente en las parejas.

Fernando, de carácter demasiado práctico, pensaba que era imposible mantener la relación y al mismo tiempo la intensidad en el trabajo. Separaciones de varios meses, él en los circuitos de Formula 1 y ella en Supervivientes y en otros “realitys”, acabarían por minar el amor. Lara, más romántica, no veía problema alguno en que cada uno siguiera con su profesión a tope, aprovechando estos años fructíferos. Sacarían tiempo para verse y estar juntos como había sucedido hasta entonces. Puestas las cartas boca arriba, el campeón le planteó que dejara a un lado su labor de periodista y presentadora y le acompañara en sus desplazamientos alrededor del mundo. Para Lara era imposible aceptar. Significaría enterrar su vocación por la que tanto ha luchado y que le da la vida.

Fue un mal trago para la pareja. Se querían de verdad y continúan siendo los mejores amigos, aunque estén separados por miles de kilómetros. Lara le envió mensajes por las redes sociales: “En un hombre busco que me haga feliz, que conecte, que nos sintamos orgullosos el uno del otro”. “Si estás con un hombre es porque caminas en el mismo sentido y buscas lo mismo”. Punto final a lo que pudo ser y se desvaneció como un sueño.

Lara y Sergio

Lo que es indudable es que a Lara Álvarez le gustan los deportistas. Antes de que se enamorara de Fernando Alonso, vivió un turbulento romance con Sergio Ramos, el defensa del Real Madrid y de la Selección Española. Sucedió en 2010. Lara y Sergio son de la misma edad, tenían 24 años. El futbolista es sólo dos meses mayor que la periodista. El nació el 30 de marzo y ella el 29 de mayo de 1986. Con motivo de la celebración de un festival benéfico que iba a presentar Lara, fue a un entrenamiento de  Sergio para pedirle una camiseta y sortearla entre el público. Se cayeron muy bien y quedaron en llamarse para tomar una copa. Enamoramiento fulminante. Durante más de dos años intentaron llevar a buen puerto la relación e incluso hablaron de casarse. Pero como los dos tienen mucho genio rompieron varias veces. Y en una de estas separaciones apareció en escena la bella Pilar Rubio, otra presentadora de televisión. Sergio Ramos presentó a Pilar a su madre y a su hermana y las tres mujeres congeniaron a la primera. Hoy, Sergio y Pilar son padres de tres niños.

Muy solicitada, tras la ruptura con Sergio, Lara vivió varios romances, pero al final, ganó la partida “Choco”, un impresionante y fiel perro negro que siempre la espera con alborozo cuando vuelve de viaje.

- “Choco” no me falla. Ni mi hermano Bosco tampoco, que es un encanto y cada año va a verme a Honduras mientras estoy en Supervivientes.

Lara Álvarez continúa buscando el trébol de cuatro hojas, es decir, el hombre de su vida. ¿Es una mujer demasiado exigente?

- No soy exigente, es que  tengo las ideas muy claras. Mi pareja, el padre de mis hijos, ha de quererlos por encima de todo. Debe ser un hombre honesto, formal, amante de la familia…Lo encontraré, sin duda.

¡Aspirantes! Manos a la obra. Lara Álvarez es una chica 10 ¡Y no tiene novio!

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: Julian Navarro