Editorial
0

Más que nunca, con nuestros autónomos y pequeños empresarios

 

Por primera vez desde hace 30 años no podemos cumplir con nuestro compromiso con lectores y anunciantes por impedimento gubernativo, no nos dejan buzonear nuestra revista, pero estamos con ustedes a través de nuestra web. En cuanto nos lo permitan, estaremos en sus buzones.

No es este el momento de analizar la actuación de los distintos responsables políticos en la gestión de esta alarma sanitaria mundial, pero sí de hacer una reflexión del papel que los distintos elementos que componemos este complejo entramado social  en el que vivimos desempeñamos, sobre todo cuando nos tenemos que enfrentar a algo desconocido y muy peligroso como es esta alarma sanitaria provocada por el coronavirus, que pone a prueba nuestras fortalezas y debilidades, buen momento para realizar un análisis de la realidad que en pocos días tanto nos ha cambiado.

He estado tentado de utilizar este espacio para recordar a nuestros lectores todos los consejos que desde distintas fuentes se están trasladando a la ciudadanía pero sería absurdo, prefiero desde estas líneas rendir un homenaje a todos aquellos que nos permiten afrontar esta crisis con el convencimiento de que gracias a ellos podemos sentirnos seguros dentro de la gravedad de la situación; médicos, farmacéuticos, sanitarios, bomberos, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, militares, transportistas y trabajadores de la limpieza que siguen al pié del cañon, pero hay unas personas muy cerca de nosotros que arriesgando su salud, están al frente de sus comercios de primera necesidad dándonos esa tranquilidad de que no nos faltará lo más imprescindible pero, sobre todo, quiero acordarme de los pequeños empresarios y autónomos que se han visto obligados a cerrar sus negocios por ley y que les han dejado con todas las obligaciones a sus espaldas sin poder obtener ningún ingreso.

Esta situación de crisis pasará y la normalidad se irá imponiendo en nuestras vidas, mientras, nuestros comercios, autónomos y pequeñas empresas seguirán sufriendo las consecuencias de esta crisis.

Todos podemos ayudar a que esto no sea así, con nuestro grano de arena podemos apoyar a estas personas que cohesionan la vida de nuestro pueblo y dan valor a nuestra vida.

No se trata de poner puertas al campo del progreso, sino de pensar que no siempre lo más barato es lo mejor, que pagar un poco más por tenerlo a la puerta de tu casa merece la pena. 

Yo personalmente quiero agradecer la labor desarrollada por estas personas y pido a los villadodonenses que se hagan eco de este llamamiento para que entre todos apoyemos a nuestro comercio, y en general a todas las pequeñas empresas y autónomos que son los eslabones más débiles a la hora de afrontar la crisis que se nos viene encima, ayudaremos a crear una riqueza cercana, ya sea creando puestos de trabajo o pagando impuestos, además de los valores añadidos ya citados, y que nuestro dinero no termine en la otra punta del mundo, sin que reporte ningún beneficio a nuestra comunidad.

No se trata de ser egoístas simplemente de luchar por lo nuestro, de defender nuestro modelo de vida, de ser sensatos y garantizarnos que esos comercios, pequeñas empresas y autónomos seguirán abriendo sus puertas.

 

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies