Opinión
0

Psicópata IV

 

Julian Calvo jcalvo@hotmail.es

Julian Calvo
jcalvo@hotmail.es

Entre diversos actos conspiratorios, acuerdos y maniobras políticas, es nombrado canciller el conservador Von Pappen quien en breve, el 5 de marzo 1933 disuelve el Parlamento alemán. El lavado de cerebro sembrado en los medios de comunicación vendidos al Partido Nacional Socialista Alemán, da su fruto, y este gana las elecciones federales al Reichtag. Sin perder tiempo, al día siguiente, se aprueba la “ley habilitante” (Ermächtigungsgesetz vom) o remedio para las necesidades del pueblo, que rápidamente entra en vigor suspendiendo “hasta nuevo aviso” las libertades de expresión, divulgación, reunión, de prensa, del individuo, del secreto, de las comunicaciones, toda vez que castigaba severamente, incluso con pena de muerte y con carácter retroactivo (Art. 6), la “alteración a la seguridad pública” o resistencia a la autoridad y permitía a las autoridades practicar arbitrariamente registros de domicilios u oficinas y confiscar bienes.

Unos por conveniencia y otros por miedo o cobardía, mostraban el apoyo al nuevo régimen que se estaba consolidando, mientras las fuerzas de seguridad y otros cuerpos de la función pública comenzaron a ser un brazo armado y político del partido.

Aquella ley dejó sin efecto el régimen constitucional mientras era eficazmente utilizada por Hitler para consolidarse en el poder prohibiendo publicaciones contrarias al pretendido nuevo régimen y permitiendo perseguir legalmente a todo tipo de opositores parlamentarios, que al ser detenidos dejaron vacantes sus escaños y por tanto se incrementó un 44% el peso del partido en el Gobierno. Aplastada la oposición y en un estado de máxima tensión, se aprueban ambas leyes otorgando el poder absoluto al Reichskanzler, que es ocupado por aquel psicópata, y en tan sólo un trimestre, su agenda cae sobre Alemania:

-61 de abril 1933: Legalización al boicot de los negocios de propiedad judía.

-7 de abril: se establece que todo nuevo funcionario público debe ser ario.

-10 de mayo: quema de libros redactados por adversarios del régimen.

-14 de julio: Ley que legaliza la esterilización de personas consideradas biológicamente inferiores.

El asesinato de los opositores en la operación Colibrí, no se produjo hasta el año siguiente en “la noche de los cuchillos largos”.

El complejo de inferioridad frente al talante trabajador y la brillantez intelectual judía, no se hizo esperar, arremetiendo brutalmente contra ellos. En marzo de 1933 se abre en Baviera el primer campo de concentración y exterminio: el de Dachau gestionado por las SA y las SS, que en al año siguiente ya contaba con cuatro hornos crematorios para exterminar prisioneros, Le siguieron miles de centros de este tipo donde seis millones de personas son brutalmente torturadas y asesinadas por su etnia o por su forma de pensar. Algo que era impensable que sucediese, pasó y ya no valían ni lamentos ni poderosas razones.

El resto es una terrible pesadilla histórica que asoló una nación y llevó al mundo al baño de sangre de la Segunda Guerra Mundial, algo que el pueblo alemán no volverá a consentir. Por desgracia, no todos los pueblos saben escarmentar ni de su historia ni de sus psicópatas.

 

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: Julian Calvo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies