Editorial
0

¿Qué será del Partido Popular?

No les voy a engañar amigos lectores, nunca lo he hecho y mucho menos en estos momentos.

No voy a descubrir nada nuevo si les cuento que he militado en el PP desde los 17 años, hasta que por denunciar la corrupción creada en el PP tras la llegada de Nieves García a la alcaldía con  operaciones como la venta de suelo municipal a bajo precio a un conocido promotor urbanístico generando plusvalías de cientos de millones de pesetas que no ingresaron en las arcas municipales, los señores de Génova decidieron expulsarme, junto con mi mujer Ana Martín, por cometer el grave error de denunciar la corrupción que se había afincado en Villaviciosa de Odón.

Los posteriores fueron años duros pero nunca perdí  la esperanza  de que nuevos tiempos llegarían  que volverían a llevar al partido que había defendido desde mi juventud, que aunque ya no militase en él lo seguía llevando en el corazón, al lugar de donde nunca debió haber salido.

Llegó el momento de la retirada de Nieves García tras destrozar el PP y nuestro Ayuntamiento en los 8 años que estuvo al frente de las dos instituciones,  y con ella un grupo de personas que consintieron, si no animaron, esa corrupción que vivimos en aquellos momentos.

Hace 10 años llegó nombrado desde Génova un viejo amigo, José Jover, para hacerse cargo tanto del Ayuntamiento como del PP. Lo primero que hizo fue limpiar el partido de cualquier rastro de lo que había sido el gobierno de Nieves García, se presentó a las elecciones de 2007 y las ganó por mayoría absoluta. Algo perecía que estaba cambiando.

Desde ese momento tanto la gestión del Ayuntamiento como del propio partido objetivamente no ha ido a mejor. Se consiguió remontar el tremendo agujero que Nieves García había dejado en las arcas municipales y que nos hipotecó durante dos legislaturas, pero eso no fue suficiente para contrarrestar el malestar que se estaba generando entre los villaodonenses y que desembocó en los pésimos resultados electorales  obtenidos en 2015.

Desde entonces la situación se ha complicado mucho más, tanto en el Ayuntamiento, donde la debilidad del PP y la confrontación total con una oposición nada leal, con excepción de Ciudadanos, está generando una situación de ingobernabilidad, como dentro del propio PP en el que la inactividad ha sido total, llegando a no tener una sede, la verdad es que no les hacía falta.

Pero yo seguí con la esperanza de que tarde o temprano las cosas cambiarían para mejor en el partido que ha representado desde hace muchísimos años la voluntad de la gran mayoría de villaodonenses.

Se celebró el Congreso Nacional del PP con la corrupción como  telón de fondo, Después se celebró también en Congreso Regional del PP de Madrid, en el que también la corrupción fue la protagonista.

Todos sabíamos que después vendrían las elecciones de los Comités Locales.

Jover, a mi leal entender, de una forma equivocada hizo saber a su círculo más cercano que su intención era volver a presentarse a la presidencia del partido en Villaviciosa de Odón. La reacción no se hizo esperar y muchos afiliados del PP descontentos tanto con la gestión municipal como de la del propio partido comenzaron a movilizarse para presentar candidaturas alternativas a la de Jover. A dos años de elecciones, con un gobierno municipal tremendamente debilitado, y con un partido fuertemente dividido y enfrentado, no hace falta ser muy listo ni tener mucha información para comprender que la debacle estaba asegurada.

Mi ya debilitada confianza en que tarde o temprano llegaría la solución comenzó a diluirse entre intereses de unos y otros, pero en un momento recuperé todas mis esperanzas.

Pilar Martínez, la que dejó Villaviciosa en lo más alto para hacer frente a retos políticos de gran relevancia volvió a aparecer en la escena política de Villaviciosa de Odón para intentar recomponer el maltrecho PP.

Estaba seguro, con alguna rara excepción, que todos los que estaban preparándose para la “guerra”, el primero Jover ya que fue ella la que le introdujo en la política, verían en Pilar la oportunidad de volver a tener un partido unido capaz de ilusionar a los villaodonenses.

No ha sido así, comenzando por el propio Jover que aunque ya no se presenta, apadrina a un joven concejal, David Prieto, persona sin ninguna experiencia política, para hacer frente a Pilar Martínez. 

En el momento de escribir estas líneas nada está cerrado. Las elecciones se celebrarán el próximo 28 de junio. No se lo que pasará. Todavía queda tiempo para que los egos y los intereses personales dejen paso a la sensatez.

El 28 de junio saldremos de dudas.

Roberto Alonso Santamaría

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: CO