Opinión
0

Reflexiones de un concejal

 

PEDRO-COCHO-CONCEJAL-BAJACuando consigamos un gobierno representativo de la voluntad política de los vecinos de Villaviciosa, disfrutaremos de una nueva oportunidad para construir juntos el pueblo que necesitamos y queremos.

Una Villaviciosa referente en la metrópoli madrileña por su calidad de vida, por su carácter integrador, por su vitalidad y bienestar, por su entorno forestal, por sus universidades, y por encima de todo, por la sonrisa de sus vecinos.

Para ello, entre otras, nos toca a los políticos la sutil responsabilidad de no poner obstáculo a la vivacidad de nuestros vecinos, a la exuberancia de la naturaleza, a la laboriosidad de los funcionarios o a la creatividad de nuestros emprendedores.

Debemos al Príncipe de los Ingenios un resumen de las cualidades que deben adornar al político para alcanzar con éxito esta parte pasiva de su responsabilidad; así que no voy a ser yo quien le enmiende más allá de una coma, de un verbo desfasado, o de un epíteto inconcreto: 

“Atento a este Catón, que quiere aconsejarte y ser norte y guía que te encamine y saque a seguro puerto de este mar proceloso donde vas a engolfarte, que los oficios y grandes cargos no son otra cosa sino un golfo profundo de confusiones:

DEL ALMA: Primeramente, pon los ojos en quien eres, procurando conocerte a ti mismo. Del conocerte saldrá el no hincharte como la rana que quiso igualarse con el buey. Acompaña la gravedad del cargo que ejercitas con una blanda suavidad que, guiada por la prudencia, te libre de la murmuración maliciosa. Haz gala, de la humildad, y préciate más de ser humilde virtuoso que pecador soberbio.

DEL CORAZÓN: Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, pero no más justicia que las informaciones del rico. Procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico como por entre los sollozos e importunidades del pobre. Cuando pudiere y debiere tener lugar la equidad, no cargues todo el rigor de la ley, que no es mejor la fama del riguroso que la del compasivo. Cuando realices o juzgues algún hecho, aparta tu pensamiento y obra de la injuria, y de las hienas que le son fuente, y ponlas en la verdad del caso. 

DE LA MENTE:  Anda despacio; habla con reposo, pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo, que toda afectación es mala. No has de mezclar en tus pláticas una muchedumbre de refranes, que, puesto que los refranes son sentencias breves, muchas veces más parecen disparates que sentencias. No hagas muchas leyes, y si las hicieres, procura que sean buenas, y sobre todo que se guarden y cumplan, que las leyes que no se guardan lo mismo es que si no lo fuesen, y muestran cobardía para hacer que se guardasen. 

DEL CUERPO: Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. Sé templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secreto ni cumple palabra. Se moderado tu sueño, que el que no madruga con el sol, no goza del día; y advierte, que la diligencia es madre de la buena ventura, y la pereza, su contraria, jamás llegó al término que pide un buen deseo. Que tu vestido será calza entera, ropilla larga, herreruelo un poco más largo; greguescos, ni por pienso, y jamás, desceñido y flojo, que el vestido descompuesto da indicios de ánimo descuidado. No te muestres codicioso, mujeriego ni glotón, porque en sabiendo el pueblo y los que te tratan tu inclinación, por allí te darán batería, hasta derribarte en el profundo de la perdición.

DEL ENTORNO: Si trujeres contigo a tu familia y amigos, enséñales y doctrínales, porque todo lo que suele adquirir un gobernador discreto suele perder y derramar familia y amigos. Nunca te guíes por la ley del encaje, o del embudo, que suele tener mucha cabida con los ignorantes que presumen de agudos. Y para ganar la voluntad del pueblo que gobiernas, se cortés;  procura la prontitud y abundancia de los mantenimientos, y el desvelo por lo que es suyo.”

Miguel de Cervantes Saavedra, El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Segunda Parte

 

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: Pedro Cocho Gómez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies