El Rincón del Naturalista
0

Tiempo de Setas (2): “Consejos, falsas creencias y normas útiles en las salidas para recolectarlas”

 

MARCELO-AROCA-bajaYa se aproxima el tiempo de las setas  decíamos en el artículo anterior, y ya con los primeros fríos invernales este tiempo prácticamente ha pasado, pero creemos conveniente dar algunas recomendaciones y normas. Aunque indudablemente podrían darse innumerables consejos, sin embargo se recogen aquí algunos de los que os pueden ser más útiles cuando salgáis a recolectar setas:

Por la extensión del artículo he pensado que sería conveniente dividirlo en dos partes, por lo que en el próximo número continuaremos con estos consejos.

• Nunca utilizar bolsas de plástico. Además de estar ya sancionado esta forma de transportar las setas en algunas Comunidades o localidades provinciales, las bolsas de plástico por calor y falta de transpiración favorecen la proliferación de bacterias, fermentación y la putrefacción de las setas en el interior de la bolsa. Lo ideal, es transportarlas en cestas ligeras de mimbre o cestas de malla seteras plegables de poco peso donde van aireadas suficientemente antes de llevarlas a casa. De esta forma, además se favorece ligeramente la evaporación parcial del agua que han absorbido principalmente de la lluvia caída sobre ellas.

• Evita el recoger setas próximas a caminos, carreteras, vertederos de basura o jardines, donde los componentes depositados por degradación de las propias basuras, por emanación de gases de combustión de vehículos, posibles quemaderos de residuos o herbicidas son absorbidos por las propias setas. Recoged aquellos ejemplares que estén en lugares limpios de este tipo de contaminantes y tendréis la certeza de que las mismas no tienen problema alguno para ser consumidas.

• Procura separar en la cesta las que recoges para comer de las que vas a estudiar posteriormente y de estas últimas coge un par de ejemplares al menos.

• Si las setas son para el consumo procura cortarlas o arrancarlas girándolas con cuidado cubriendo el hueco dejado con un poco de la misma tierra, así evitamos destruir su micelio enraizado bajo el suelo. De esta forma facilitaremos la continuidad de la especie mediante las esporas caídas y diseminadas anteriormente procedentes de los ejemplares maduros.

• No remuevas el suelo con rastrillos u otro utensilio, destrozarás de esta forma el micelio que es el tejido enraizado bajo el suelo. Piensa, al ser destruida su fuente de alimentación, una seta puede tardar en crecer de nuevo de 5 a 10 años. Se cuidadoso con el entorno que visitas.

• Cuando las recojas con el fin de estudiarlas, con dos o tres ejemplares es suficiente, procura recogerlas con el máximo detalle para apreciar todas las partes que componen la seta. Es recomendable incluso que lleven en su base restos del terreno de donde se recogió. De esta manera, te aseguras que no quedó ninguna parte de la misma enterrada bajo el suelo que podría darte una información de gran importancia para poder clasificarla.

• Recoge ejemplares perfectamente desarrollados donde se aprecien en su totalidad todas sus características morfológicas. Los ejemplares pocos desarrollados te pueden dar lugar a error y ser confundidos con otras variedades.novi2008-(20)-baja

• No rompas ni golpees las setas que desconozcas, ejercen una función de gran importancia sobre el hábitat donde viven y permiten mejorar el mismo. Protege el entorno, no dejes basura y llévatela contigo.

• Evitad los ejemplares parasitados o viejos, además de ser poco aprovechables y probablemente tener mal gusto, lo más seguro es que se terminen de destruir al tratar de limpiarlos.

• Procurad colocarlos en cestas, con la parte inferior del sombrero hacia abajo, de esta forma no se mancharán de los restos de tierra, el resto de ejemplares recogidos.

• Si no las vas a consumir no cojas grandes cantidades de las mismas para luego tirarlas, con dos o tres ejemplares de cada especie recogida será suficiente para tratar de identificarlas tranquilamente en casa con una guía o para llevarlas a los expertos que la identificarán. De esta forma difícilmente se te olvidará en adelante el ejemplar que has cogido.

• Comprobad uno por uno los ejemplares recogidos para consumir, muchas veces se cuela algún otro que puede estropear al resto además de producir algún tipo de intoxicación. Cuando recogen todos los componentes de una familia o del grupo de amigos, suelen darse este tipo de casos, ya que todos ni tienen la misma edad ni el mismo tipo de conocimientos sobre setas.

• Aquellas que no conozcas no te arriesgues, tendrás suficiente con el resto de las que conoces y evitarás ponerte enfermo aunque solo sea por el susto que te llevas

• Evita los consejos sobre su comestibilidad, salvo que provengan de expertos. Desde el cielo todo se ve de color de rosa. Dice un viejo dicho: Hay buscadores de setas viejos y buscadores de setas osados, pero no hay buscadores de setas viejos y osados.seta-2-baja

• Desecha todos los consejos y pruebas caseras o tradicionales que no vengan de una buena guía de setas o de un experto. Cucharas negras, darlas a comer al gato, ajos cocidos ennegrecidos, etc., son consejos falsos y no son consejos aceptables para una persona inteligente como se supone que eres.

• No las comas en exceso, las setas a veces suelen ser algo indigestas y no les sientan de la misma forma a todas las personas. Si es la primera vez que las pruebas, no comas muchas y observa como las digieres, ya tendrás tiempo más tarde de aumentar las raciones. De esta forma evitarás empachos innecesarios.

• Cualquier malestar o síntomas de mal estado personal, sin motivo aparente alguno tras consumir setas recogidas previamente, pueden ser causa de una posible intoxicación. En este caso acudir al centro de salud más próximo, llevando si es posible algún ejemplar fresco de las setas o parte de las mismas crudas, los restos tirados a la basura durante su limpieza, las setas cocinadas y en caso extremo los vómitos recogidos en un recipiente cerrado. De esta forma, permitirán realizar estudios microscópicos o químicos que determinarán prácticamente con absoluta certeza la naturaleza de la especie consumida.

 

 

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: Marcelo Aroca

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies