Actualidad
0

Unas normas absurdas provocan el derribo involuntario y descontrolado de una fachada

 

20200306_122502A estas alturas nadie pone en duda que es responsabilidad de todos salvaguardar nuestro patrimonio cultural, por supuesto el arquitectónico, pero cuando te encuentras con casos como este te hace replantear si no nos estamos pasando pidiendo cosas absurdas, seguramente para justificar los sueldos de algunos técnicos de la administración que no deben tener nada mejor que hacer.

Este peligroso accidente ocurrido en lo que fuera el edificio de la plaza del Maestro José Palancar se podía haber evitado facilmente si se hubiese permitido el derribo del muro de tierra que ya estaba muy debilitado, obligando a la propiedad a reconstruirlo con una fidelidad del 100% pero con nuevos materiales, no arena.

Ahora esta obra estará paralizada nadie sabe el tiempo mientras se buscan responsables del desastre, pero a nadie se le ocurrirá pensar que jamas se debería haber obligado a mantener esa fachada que no tenía ningún valor especial, ni arquitectónico, ni estético, ni cultural.

 

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: CO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies