Editorial
0

Villaviciosa celebró la Fiesta Nacional con la Guardia Civil

Este año el día 12 de octubre, día de la Fiesta Nacional y de la Virgen del Pilar, ha tenido unas connotaciones distintas a las de los últimos cuarenta años. El proceso de secesión llevado a cabo por los dirigentes traidores catalanes, atentando contra la democracia y la ley y poniendo en grave peligro la convivencia entre españoles, a teñido de dolor la celebración de este día.

Si normalmente nuestro Ayuntamiento acompaña en esta señalada fecha al destacamento de la Guardia Civil que presta su servicio en Villaviciosa de Odón, en esta ocasión los actos han servido para rendir homenaje sentido a todos los hombres y mujeres de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que velan por nuestra seguridad y por el cumplimiento de la Ley, con especial recuerdo a los más de 10.000 agentes que han sido desplazados a Cataluña como garantes de nuestra democracia y que han tenido que sufrir, y sufren, el acoso de una parte del pueblo catalán que lleva siendo envenenado durante cuarenta años con mentiras, falsedades y una esperpéntica manipulación de la historia, eso sí, con la aquiescencia de los sucesivos gobiernos que han ido pasando por la Moncloa, algún inquilino llegó a decir que en la intimidad hablaba catalán, que miraban para otro lado mientras el envenenamiento se llevaba a cabo, y no se puede olvidar, con la colaboración inestimable de tontos útiles (para mi gusto imbéciles), de antisistemas antisociales, comunistas y podemitas, la mayor parte de ellos subsidiados, cuya única finalidad es acabar con la democracia de la que nos dotamos los españoles y establecer un nuevo orden social acorde con sus premisas totalitarias y de un esperpéntico, absurdo e irracional ajuste de cuentas de hace casi 80 años, todos ellos movidos por el odio.

Pero como toda moneda, también esta tiene dos caras, y la otra es que todos aquellos que quieren acabar con la democracia y la Ley han conseguido reavivar la llama de un sentimiento que llevaba demasiados años oculto, el de una gran parte de españoles, incluidos catalanes, que nos sentimos orgullosos de ser españoles, de ser la nación más antigua de Europa, de haber superado una terrible Guerra Civil y de pertenecer a una de las sociedades más avanzadas del mundo. Nunca se han visto tantas banderas constitucionales en nuestras casas, no sólo en Villaviciosa, sino por toda España, incluida Cataluña.

No debemos permitir bajo ningún concepto que un puñado de secesionistas y sus lacayos acaben con lo que ha sido el periodo más próspero de España, aunque para ello haya que defenderlo hasta las últimas consecuencias.

Están hablando de la necesidad de modificar nuestra Constitución para dar cabida a las inaceptables y nunca suficientes reclamaciones de los secesionistas, sobre todo con el impulso llevado a cabo por Pedro Sánchez y al que parece que se está plegando Mariano Rajoy.

Quizás ha llegado el momento de modificar la Constitución y dar la palabra al pueblo español para que elija cual debe ser su futuro, pero las preguntas no deberían versar sobre las exigencias de los secesionistas, sino clarificar cual es de verdad el modelo de estado que queremos los españoles. ¿Queremos el actual modelo autonómico que es uno de los más descentralizados del mundo y que ha demostrado su ineficacia y altísimo coste económico y social? ¿Debe recuperar competencias el estado tales como educación, justicia, seguridad, hacienda o sanidad?

Este editorial se ha escrito antes de conocer la respuesta del secesionista Puigdemont a la pregunta del Gobierno, por lo que desconozco si cuando salga esta publicación a la calle se habrá establecido el artículo 155 de nuestra Carta Magna. 

Espero que de haberse aplicado se haya hecho con la contundencia que permita la Ley y si no se ha aplicado porque Puigdemont ha plegado velas, de todas formas les caiga a todos los responsables de esta ignominia el peso de la Ley por un delito de secesión, aunque sea en grado de tentativa. Sin duda es el delito más grave que un político puede cometer.

Viva España y Viva nuestra democracia

Roberto Alonso Santamaría

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • rss
  • mail

Escrito por: CO