Los privilegios corruptos de nuestros políticos

18-02-22
0

Valoración: 0 estrellas sobre 100 valoraciones 5

Soy vecina de Villaviciosa de Odón y asidua consumidora de los espectáculos que se programan en el Auditorio Teresa Berganza de nuestra localidad.

Durante los meses de diciembre y enero pasados he asistido a varias representaciones que han tenido lugar en el Coliseo y he podido observar, con sorpresa, que se ha reservado el bloque central de asientos de la primera fila para representantes políticos y sus acompañantes.

Entiendo que, ocasionalmente, se reserven asientos para familiares de músicos, compañeros de profesión de actores, etc., pero lo que no entiendo es que se privilegie a los privilegiados por el simple hecho de ser miembros políticos en nuestro Ayuntamiento. No es la primera vez a lo largo de los últimos años que se reserva un grupo de asientos para representantes políticos, pero siempre en filas más retrasadas, no en primera fila; no quiero entrar en si el equipo actual se lo merece más o menos que otros anteriores - no es éste mi debate.

Si lo que se necesita es un acceso cómodo para que el Sr. Alcalde pueda salir a dar algún (prescindible) discurso al comienzo de una representación, existen soluciones más discretas para las que bastarían uno o dos asientos en el acceso a algún pasillo del patio de butacas.

Deberíamos hacer una reflexión: Los privilegios corruptos de nuestros políticos ¿No sería más elegante para el municipio y para sus representantes políticos, que éstos compren sus entradas cuando quieran acudir a ver un espectáculo, como el resto de los ciudadanos?

¿No sería más ejemplarizante que el ayuntamiento de Villaviciosa de Odón, en todas sus concejalías, se distinguiera por la igualdad de trato entre todos sus vecinos? (políticos, panaderos, gestores, médicos, camareros, etc.)

Este trato de favor, este bloqueo de asientos para nuestras “personalidades” es, desde mi punto de vista, una corruptela. Corruptela evidente y descarada que, a ojos ver, resulta grosera y repugnante. Varias de estas personas, dicho sea de paso, no han perdido la oportunidad de mostrar su falta de educación y respeto al hacer uso de sus teléfonos móviles durante las representaciones, molestando a otros espectadores e incumpliendo las normas que rigen en la sala. Si tienen intención de mantener activo su whatsapp durante las obras de teatro, sentarse en la última fila es, tal vez, mejor opción que en la primera.

Sr. concejal de Cultura, si hacemos continuismo de actitudes que discriminan de forma positiva a unos pocos ciudadanos frente al resto, estamos manteniendo políticas de corrupción, por insignificante que quiera considerarse, pero, al fin y al cabo, corrupción. Lo bien hecho, bien parece •

Isabel Moreno Romero

.
error
error
error
error
error

inicio

contacto

aviso legal

Asociación Cultural Círculo de Opinión.
gestión de cookies
webNEWS || fotos Pexels || iconos 8
ACCESO