¿María, quo vadis?

Redactado por: El Afilador
20-01-22
0

Valoración: 0 estrellas sobre 100 valoraciones 5

Tras un año en el puesto, al alcalde Martín este periodo de aprendizaje solo le ha servido para dejar de aburrirnos con sus video-simplezas diarias sobre la evolución de la pandemia en nuestro pueblo. En el resto de asuntos que le competen todo no sigue igual, si no peor.

A los vecinos no nos ha beneficiado en nada la traición de Martín Galán a Pilar Martínez, no hemos obtenido nada bueno de este pésimo Alcalde instagramer.

Sin ánimo de ser exhaustivo, cualquier vecino percibe que las aceras y zonas verdes están sucias y abandonadas. Los contenedores de basura lamentables. Los saneamientos colectivos envejecidos y desbordados. El Forestal y sus tributarios vecinos inundados de detritus. Los parques infantiles deteriorados. El CITO nos implica graves costes y riesgos, y aún así sigue en pie tras casi un año con su derribo aprobado y presupuestado. Las ruinas del matadero envilecen nuestro acceso más transitado. Carretas y Eras son calles ramplonas y abigarradas sin atractivo comercial o urbano. Mientras a la necesitada zona de Moratalla solo llegan migajas, a El Bosque se le atiende en todo, incluso en lo inapropiado. Por sus ocurrencias tenemos el pueblo mal vigilado pero subdividido con casetas para guardias. Las entidades zombizadas en eterna disolución. El alumbrado insuficiente y mal financiado.  La inseguridad incrementada, mientras la delincuencia prolifera con conciertos y botellones en las no fiestas. El transporte público ha recortado rutas y horarios. En las vías y aceras se ha añadido trastos y patinetes incivilizados. La vivienda pública, la biblioteca y el nuevo centro de salud están solo en el papel y mojado. El comercio y las empresas fosilizados. El deporte y las asociaciones mal subvencionados y minusvalorados. Hispaocio medio quebrado. La cultura orientada a los jubilados. El urbanismo y la promoción de Villaviciosa en un pozo enfangados. Los servicios municipales comunicando, el personal desorganizado, desmotivado y su coste salarial aumentado, incluso dopado. Los grandes funcionarios distanciados o equivocados. El turismo menoscabado, casi limitado a una gastrofurgo con cableado cutre. Los medios de aquí y Génova silenciados y bien pagados.  El PP al triste pasado de Pozuelo vinculado y en lo local mermado. El pacto con Vox de inocentada en inocentada. Las fáciles coaliciones con Ciudadanos o con el PSOE olvidadas. Los contratos prorrogados y sus costes disparados. Las compras microparceladas. El Pleno y los consejos infantilizados. El presupuesto peor que el borrador de “La Lechera”. Los ingresos y las ayudas en duda. Navarro policompetente en nada, Lucero incompetente en todo, del resto del gobierno ya ni hablamos y sus eventuales del PP en instagram volcados.

Ya hace varios meses que María la de izquierda, izquierda, experimentó lo que se sentía al ser traicionada por el alcalde Martín. Calatalifa primero y sus propuestas después, sirvieron para poner coto a la candidez y verborrea de nuestra izquierda comunista con una buena ración de puñaladas traperas en horario de máxima audiencia del Pleno municipal. ¿Qué esperaba del PP de Estrada y Martín?.

Y ahora María la de derecha, derecha, pretende tomar el relevo con una nueva inocentada que supere a la de la moción del 2020. Un año ha tenido para valorar que la alcaldía y la oposición al alcalde Galán están huecas, que el remplazo en el PP no existe o es del peor Pozuelo, y que nuestro pueblo ansía una alternativa. Y si no ¿de qué ha servido la obsesiva oposición a Jover y a Martínez? ¿Para nombrar al peor alcalde del PP? ¿Para ahora mantenerle en el puesto sin oposición? •

@El Afilador • enero 2022

.

inicio

contacto

aviso legal

Asociación Cultural Círculo de Opinión.
gestión de cookies
webNEWS || fotos Pexels || iconos 8
ACCESO